Archivo de la etiqueta: Europa

París en dos días

Conocer París en dos días puede parecer a muchos una locura pero siendo una ciudad con fama de ser cara nos pareció la mejor opción para no dejar de verla sin dejarnos el presupuesto anual de viajes. ¿Qué se puede ver en dos días? el Mouline Rouge, el Sacre Coeur,  Notre Damme, el río Senna, sus puentes, las Tulleries, el Louvre, los Jardínes de Luxemburgo, la Torre Eiffel, los campos de Marte, los Campos Elíseos, el Puente Alexandre III, el Arco del Triunfo y algún detallecito más que hacen de París una ciudad con encanto.
La Torre Eiffel, París, Francia, Junio 2013 - viajarcaminando.org
La Torre Eiffel, París, Francia, Junio 2013 – “París en dos días” viajarcaminando.org
Conocer París de la mano de la persona que uno ama siempre ha sido una idea que mucha gente tiene en mente cuando está enamorada. También es lo típico que descartamos cuando estamos solos aunque algunos en el fondo de su corazón siguen soñando con enamorarse en París y vivir una historia de amor de película.
En la literatura y el cine París es la ciudad del amor por excelencia pero ¿qué hay de cierto en eso? Sinceramente, después de haberme paseado por la ciudad de la mano de la persona que amo, pienso que no es más o menos romántica que Roma. Al final el toque romántico a las ciudades se lo ponemos nosotros.
Caminar por las calles de París es pasearse por siglos de literatura, pintura y arquitectura. Por momentos, sentíamos que habíamos hecho un viaje hacia atrás en el tiempo y que íbamos a ver aparecer mujeres con vestidos acampanados y peineta a la vuelta de la esquina.

Nuestra experiencia en París
Llegamos a la ciudad sobre las cinco de la tarde. Dejamos la maleta y la mochila en la habitación del hostel que reservamos por Internet y nos fuimos a recorrer París (un hotel en París puede ser mucho más costoso que en Madrid, es importante reservar con tiempo y elegir bien la zona).
Siguiendo las recomendaciones de una buena amiga enamorada de la ciudad, comenzamos nuestro recorrido por el barrio rojo de Pigalle, a los pies de otro de los barrios más hermosos de París, el Montmartre. La idea es ir por el Boulevard de Clichy a conocer el Mouline Rouge pero decidimos subir primero al Sacre Coure en funicular para apreciar las vistas antes de que se haga de noche. El ambiente alrrededor de La basílica del Sagrado Corazón (Sacre Coeur) de Montmartre nos pareció increíble: parisinos y extranjeros bebiendo vino o champagne en copa en las escalinatas al pie.
Vistas de Paris desde La Basílica del Sagrado Corazón, París, Francia, junio 2013 - París en dos días - viajarcaminando.org
Vistas de Paris desde La Basílica del Sagrado Corazón, París, Francia, junio 2013 – viajarcaminando.org
Después de apreciar las vistas de París desde el barrio más alto, el Montmartre, nos unimos a ellos con unas latitas de cerveza que nos ofrecieron unos paquistaníes por el módico precio de 1€ (como en Madrid). Ahí, mimetizados con el ambiente, nos miramos enamorados y disfrutamos de un maravilloso atardecer que nos traslada a un mundo mágico donde no existe el tiempo.
Para aprovechar la noche de Montmartre nos dimos una vuelta por la Plaza de los pintores, cuyo verdadero nombre es la Place du Tertre. Rincón de encuentro de artistas por excelencia, la plaza nos recibe cargada de vida; las luces de los cafés alumbran los cuadros más curiosos y alguna que otra estatua viviente. Todo es color y belleza. Se escucha música a lo lejos. Y las tiendas de souvenirs aún abiertas desprenden también su propia vida y color a una plaza rodeada de edificios del siglo XVIII.
Plaza de los pintores, París, Francia, Junio 2013 - viajarcaminando.org
Plaza de los pintores, París, Francia, Junio 2013 – viajarcaminando.org
Callejeando llegamos nuevamente al barrio de Pigalle y buscamos el famoso Mouline Rouge, pero antes hacemos una parada técnica en una crepería del Boulevard para alimentarnos de forma económica y sin dejar de probar un plato típico de la ciudad. Cuando llegamos al famoso Molino rojo empieza a llover fuerte así que tomamos unas fotos y nos sumergimos el los suburbios del Metropolitano de París.
Crepe en París, Francia, Junio 2013 - viajarcaminando.org
Comiendo un crepe en París, Francia, Junio 2013 – viajarcaminando.org
Moulin Rouge, París, Francia, Junio 2013 - viajarcaminando.org
Moulin Rouge, París, Francia, Junio 2013 – viajarcaminando.org
Sábado en París (día 2)
Nuestra primera parada después de desayunar dos croissants en una cafetería junto al Senna, es Notre Damme, una de las catedrales francesas más antiguas de estilo gótico. Preciosa desde todos sus ángulos. Pero a nosotros nos interesaba uno en particular, aquel que da acceso al callejón de las librerías. Ahí buscamos la librería Shakespeare and Company, que aparece en la película “Antes del atardecer”. Y la encontramos.
Librería Shakespeare and Company, París, julio 2013
Librería Shakespeare and Company, París, julio 2013 – viajarcaminando.org
Catedral de Notre Dame, París, Francia, Junio 2013 - viajarcaminando.org
Catedral de Notre Dame, París, Francia, Junio 2013 – viajarcaminando.org
Puestos de ventas cercanos a Notre Dame, París, Francia, Junio 2013
Puestos de ventas cercanos a Notre Dame, París, Francia, Junio 2013
Ansiosos por ver uno de los museos más famosos del mundo, bordeamos la Catedral de Notre Dame, atravesamos los Jardines de las Tullerías y nos fuimos hacia el Louvre. Cuesta explicar la emoción que nos dio al ver la Plaza del Louvre. Volvimos a trasladarnos en el tiempo ante semejante arquitectura del siglo XII. Incluso nos gustó la pirámide, y eso que siempre he creído que no encajaba bien en la plaza. La cola no era imposible y pudimos disfrutar del arte del Museo del Louvre durante aproximadamente tres horas. Así que terminamos comiendo en una cafetería dentro.
Plaza del Louvre y Museo del Louvre, París, Francia, Junio 2013
Plaza del Louvre y Museo del Louvre, París, Francia, Junio 2013
En la tarde nos fuimos caminando hasta los Jardines de Luxemburgo donde disfrutamos de un bonito paseo y unos ricos crepes de postre. Tanto la fuente como la zona de césped estaba llena de vida, de parisinos disfrutando de la soleada tarde de verano en un improvisado picnic o merienda. Descansamos un rato con ellos y luego nos fuimos al hostel a prepararnos para la noche.
Llegamos a la Torre Eiffel antes del anochecer. Y entre fotos y risas se nos hizo de noche y pudimos admirar semejante estructura de hierro iluminada y radiante. Teníamos dudas sobre subir o no subir y al final decidimos irnos a cenar paninis con cerveza recostados en los Campos de Marte rodeados de parisinos y turistas admirando la torre en todo su esplendor. Hipnotizados por tan famosa obra arquitectónica, nos quedamos observándola hasta que la noche se volvió fresca y oscura.
La Torre Eiffel, París, Francia, Junio 2013
La Torre Eiffel, París, Francia, Junio 2013
Al día siguiente, el domingo, arrancamos temprano con maleta y mochila para recorrer algunas zonas de la ciudad antes de tomar el avión a las cinco de la tarde y cerrar así nuestro viaje a París en 48 horas. Cruzamos el Puente Alexandre III, uno de los puentes más famosos de París, que fue construido en el año 1900 para la Exposición Universal. De ahí, fuimos caminando hasta la Torre Eiffel para verla nuevamente de día y hacer nuevas fotos. De camino probamos las famosas baggetes francesas con un queso típico que compramos en un mercado local.
Detalle del Puente Alejandro III, París, Francia, junio 2013
Detalle del Puente Alejandro III, París, Francia, junio 2013
Sin perder la alegría a pesar del cansancio, conseguimos llegar a los Campos Elíseos, avenida amplia con mucho tránsito y una vida comercial bulliciosa. Lo anduvimos hasta el final para llegar a nuestro último punto del recorrido: el Arco del Triunfo. Ahí mismo tomamos el metro que nos llevó a la zona donde salen los buses que hacen el traslado al aeropuerto de París Beauvais.
Y así concluye nuestro viaje de París en dos días, 48 horas de paseos, momentos de romanticismo, de risa, de descanso, de cultura, ricos crepes y mucho amor.
Los Campos Elíseos, París, Francia, junio 2013
Los Campos Elíseos, París, Francia, junio 2013

Budapest en menos de 48 horas (II parte)

Esta es la continuación del relato sobre el viaje que hicimos a Budapest con mis compañeras el fin de semana pasado. La primera parte del relato del viaje a Budapest en 48 horas está en el post anterior Budapest en 48 horas I Parte.

Paseando por la zona alta de Buda

Desde la parte alta de la ciudad antigua de Buda se puede ver el Parlamento húngaro a la otra orilla (en la zona de Pest). La imagen es tan bonita que no podemos evitar hacer muchas fotos antes de proseguir el paseo y pasar por la Galería Nacional, el Palacio Real… y sacar más y más fotos.

Vistas del Parlamento Húngaro, Budapest, Hungría, 2012
Vistas del Parlamento Húngaro, Budapest, Hungría, 2012

De camino hacia la parte final del tour, escuchamos una banda de música en un escenario callejero. Proseguimos y vemos de frente la Iglesia Matías, con sus techos coloridos, símbolo de la conversión al cristianismo del pueblo húngaro.

Iglesia San Matías, Budapest, Hungría, 2012
Iglesia San Matías, Budapest, Hungría, 2012
Y a la derecha vemos el famoso Bastión de los Pescadores ¡Precioso! Muy blanco. Sus picos a modo de tiendas o carpas simbolizan la vida nómada que llevaban los húngaros antes que el Rey San Esteban, cuya estatua se encuentra en medio de las dos estructuras arquitectónicas, introdujera el cristianismo en el país. Empieza a asomar el sol y el Castillo de Buda empieza a iluminarse hasta verse “blanquesino”.

Palacio

En el Bastión de los Pescadores termina nuestro “free tour” así que juntamos unos cuantos florines y le damos la propina a los chicos que nos han estado guiando a través de Budapest y contándonos historias de la ciudad y de su gente. Las vistas desde donde estamos son preciosas. Invitan al romanticismo, a soñar.

En las escalinatas que suben al bastión vemos una pareja de recién casados haciéndose fotos. De repente, el momento se vuelve mágico. Y el sol parece iluminar el vestido de la novia que parece brillar. Y uno piensa ¡Qué bonita ciudad! ¡Qué bonito el amor!

Bastión de los pescadores, Castillo de Buda, Budapest, Hungría, 2012
Bastión de los pescadores, colinas del Castillo de Buda, Budapest, Hungría, 2012

Una vez terminado el tour volvemos caminando hacia Pest. Cruzamos el Puente Blanco y vamos callejeando por el centro de la ciudad hasta alcanzar el Mercado Central de Budapest antes de que cierre a las 2 de la tarde.

Nos da tiempo a sacar un par de fotos y a entrar en un Restaurante de la planta de arriba para comer uno de los platos más típicos de Hungría: el gulash. Cuando nos sentamos a la mesa a desgustarlo, el Restaurante cierra.
Mercado central de Budapest, Hungría, 2012
Mercado central de Budapest, Hungría, 2012

Estamos tan agotadas después de comer semejante plato que lo único en lo que podemos pensar es en descansar. Pensamos en ir a las Termas pero es un poco tarde y posiblemente no lleguemos a tiempo asi que lo dejamos para el día siguiente. Entonces, alguien sugiere tomarnos algo en la famosa Cafetería Gerbeaud, en la plaza Vorösmarty, donde se encuentra una de las paradas de metro más antiguas del mundo que mencioné en el post anterior.

Cafetería en Plaza Vorosmarty Ter, Budapest, Hungría, 2012
Cafetería Gerbeaud en Plaza Vorosmarty Ter, Budapest, Hungría, 2012

Una vez en la Cafetería nos pedimos el postre típico de Budapest, que no nos gusta para nada. Y nos tomamos unos cafés con leche que nos saben a poco. Mucho más cuando pedimos la cuenta. En fin, no es una cafetería que recomendaría más allá de que sea una de las más antiguas de la ciudad.

Una vez recuperadas del atracón del mediodía nos sumergimos en el inframundo de Budapest, en su antiquísimo metro, donde no hay tornos sino dos guardias de seguridad que vigilan que no pases sin antes haber comprado el pasaje o boleto que cuesta unos 350 florines (o florentinos como prefiero llamarlos yo en honor a dos viejos amigos). El interior del coche del metro me recuerda a los de Buenos Aires pero sin carteles de publicidad sobre sus ventanas.

Vorosmarty Term estación antigua de metro, Budapest, Hungría, 2012
Vorosmarty Term estación antigua de metro, Budapest, Hungría, 2012

Llegamos a la Plaza de los Héroes después de siete estaciones de metro (subte) y nos encontramos con que no podemos acceder a la parte principal porque está cerrada con ballas. Preguntamos y nos cuentan que están filmando una película, la quinta de “Duro de matar”. A la fuerza tenemos que bordear la Plaza de los Héroes y así es cómo descubrimos un hermoso parque y un precioso lago que bordeamos hasta alcanzar el Castillo Vajdahunyad. Es un lugar idílico. Me siento en una película de la Edad Media.

Castillo Vajdahunyad, Budapest, Hungría, 2012
Castillo Vajdahunyad, Budapest, Hungría, 2012

Hay una fiesta al aire libre y se ven jóvenes bebiendo cerveza y comiendo prezzels por todas partes. Cruzamos un pequeño puente y llegamos a otra fiesta. Esta vez dentro de un local. Parece una fiesta tradicional con música húngara. Nosotras, encantadas con el ambiente, nos ponemos a bailar como locas. Bailamos y reímos sin parar.

Llega el momento del regreso. Nos volvemos al departamento para descansar un poco antes de prepararnos para volver a salir a la noche “budapestiana”. Tardamos un buen rato en regresar porque nos bajamos en Ópera, dos paradas de metro antes de la nuestra. Pero merece la pena. Es un edificio hermoso por dentro y por fuera. Sus bóvedas nos trasladan a épocas pasadas, de señoras que van del brazo de señores, con sus vestidos y meriñaquis, con sombreros de gala…

Ópera, Budapest, Hungría, 2012
Ópera, Budapest, Hungría, 2012

El relato del viaje a Budapest continúa en Budapest en menos de 48 horas III parte

*Este artículo fue publicado originalmente en disfrutarlavidahoy.blogspot.com el otro blog de @rominitaviajera

Budapest en menos de 48 horas (I parte)

Como ya había anunciado, nos fuimos con algunas de las chicas de la oficina a Budapest (Hungría) a pasar el fin de semana. Hay quienes dicen que en un fin de semana no se puede hacer gran cosa. Otros pensamos, por el contrario, que un fin de semana “da para mucho”. Y ésto último fue lo que ocurrió. Esta es la primera parte de nuestro viaje por Budapest en dos días.
Vistas de la ciudad de Budapest, Hungría, junio 2012
Vistas de la ciudad de Budapest, Hungría, junio 2012

Crónica del viaje a Budapest (I parte)

Tarde de calor insoportable en Madrid. Al salir de trabajar, como una rica ensalada que mi compañera de departamento (piso en España) me tenía preparada. Preparo la maleta, bikinis incluidos, y arranco para la ofi nuevamente. ¿Para qué voy a la oficina? a buscar a mi amiga italiana que me espera con “ansiaaaa”.

Llegamos con lo justo a Barajas pero algunas de las chicas ya estaban haciendo la cola de embarque así que sin problemas. Estamos todas revolucionadas. Parecemos adolescentes en viaje de fin de curso. Cuando el avión despega la emoción no cesa. Hablamos todas a la vez y hacemos mil planes. Algunas leen la guía de Budapest. Otras charlamos sobre la vida, los amores, las experiencias, etc.

Llegamos a Budapest casi de madrugada. Un chico nos espera con un cartel con el nombre de una de las chicas. Nos lleva al departamento que alquilamos. Nos encanta pero una de las habitaciones es demasiado grande. Nos juntamos todas en dos habitaciones (las más pequeñas) con desplazamiento de colchones y todo. Esto hará que a la hora de dormir me sienta como en un “pijama party”.

Quedarse a dormir no es opción

Nos arreglamos bien, dispuestas a sacar provecho de Budapest en menos de 48 horas (para ser exactos: 40 horas). Nos vamos al Szimpla Kert Pub que nos recomendaron. Un “ruin pub” que nos gustó mucho por su decoración “vintage” desde el cartel anunciando un paso de peatones hasta la bañera graffiteada en el patio.

Según la guía oficial de Budapest Szimpla es de los pub más caros de la ciudad (lo supimos después) aunque a nosotros nos pareció muy barato. Yo me tomé una cerveza de 1/3 por poco más de 1€. Y luego una vaso de medio litro por 2€. Más aún teniendo en cuenta que el bar está a pocos minutos de donde nos alojamos, lo cual nos permitió volver andando, no sin antes pasar por una panadería para desayunar. Sí, de adolescentes total!!!

Pub, Budapest, Hungría, 2012
Pub Budapest Szimpla Kert , Budapest, Hungría, junio 2012
Sábado a todo terreno
Queremos verlo todo y en menos de 48 horas. No queda otra que ir “a tope” y sin freno. Nos levantamos a las 9, nos arreglamos y salimos sin desayunar (yo me tomé un té porque me pone de mal humor no tomar nada antes de salir). De todas formas, avanzamos “sin prisa pero sin pausa”. Una vez localizado el guía del Free tour que nos recomendaron, sí compramos algo para desayunar. Pero la chica del café tarda tanto que el “free tour” arranca con la mitad del equipo dentro del bar.
Paseando por el centro de Budapest, Hungría, 2012
Paseando por el centro de Budapest, Hungría, 2012
Un chico húngaro va a la cabeza del grupo de españoles que queremos hacer la excursión. Pasamos por la plaza Vörosmarty tér donde se encuentra la estación de metro (subte) del mismo nombre que corresponde a la Línea 1, una de las más antiguas del mundo (1896) y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002. Más tarde nos meteríamos a esta estación para ir a la Plaza de los Héroes pero no quiero adelantarme.
Llegamos a las costas del Danubio y admiramos Buda desde Pest así como el Puente de las Cadenas, el primero que uniría las antiguas ciudades allá por 1840. Es un puente con una historia muy trágica ya que su creador István Széchenyi se suicidó al darse cuenta de que a los leones del puente les faltaba la lengua. ¡Qué perfeccionista el hombre!
León de Puente de las Cadenas, Budapest, Hungría, 2012
León de Puente de las Cadenas, Budapest, Hungría, 2012
Tras cruzar el antiguo puente llegamos a Buda donde la ciudad ya deja de ser plana. Nos paramos frente al funicular y tratamos de escuchar la historia que el guía está contando pero es casi imposible porque estamos alteradas y comentando cada cosa que pasa a nuestro alrededor.
Funicular, Budapest, Hungría, 2012
Funicular, Budapest, Hungría, 2012
Subimos por el parque hasta alcanzar una zona donde podemos admirar desde arriba la ciudad de Pest, el Parlamento húngaro, el Puente de las Cadenas y otros edificios que sobrepasan esa franja invisible que limita la altura de la ciudad de Pest. ¡Cuánta belleza arquitectónica!
Vistas de la ciudad de Pest, Budapest, Hungría, 2012
Vistas de la ciudad de Pest desde la antigua ciudad de Buda, Budapest, Hungría, 2012
Continuará…
*Este artículo continúa en Budapest en menos de 48 horas II parte
**Este artículo fue publicado originalmente en el otro blog de @rominitaviajera disfrutarlavida.blogspot.com

Budapest nos espera

¡Viernes otra vez! Me gusta mi trabajo pero ¡qué feliz me hace que llegue el fin de semana! Y hoy más que nunca porque nos vamos con las chicas a Budapest… ¡A disfrutar!

Así arrancamos nosotras el mes de junio: volando a Budapest, una de las ciudades más lindas de Europa, según dicen los que han tenido el gusto de conocerla. Capital de Hungría, Budapest es conocida como “Perla del Danubio”, el río que diera nombre al famoso vals “En el bello Danubio azul” de Johann Strauss II compuesto en 1867.

Budapest es una ciudad con mucha historia. De hecho, su casco antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Una de sus principales atracciones es el Castillo Real de Buda, de estilo barroco. Y en el mismo barrio podemos encontrar la Iglesia de Matías de Buda, la Galería Nacional del Arte (Museo de Bellas Artes de Budapest), la Ópera de Budapest, el Bastión de los Pescadores y el funicular.

Vista de la ciudad, Budapest, Hungría, 2012
Vista de la ciudad, Budapest, Hungría, 2012

¿Y por qué nos vamos a Budapest?

Nos vamos a Budapest porque nos encanta viajar y porque existen compañías de vuelo low cost que nos permiten este tipo de viajes cortos, fugaces, intensos pero que tienen esa mezcla de diversión y aprendizaje cultural y social. Y es que 8 mujeres (6 de la oficina) en Budapest, hospedadas todas en el mismo departamento, intentando coordinar un plan turístico de día y medio, puede resultar muy divertido.

En principio, acordamos contratar el bus turístico para que nos de un recorrido por la ciudad y bajar donde se nos de la gana, para luego dar un paseo en ferry por el Danubio. It sounds great! (diría mi amiga la italiana que siempre suelta frases en inglés). Y en la noche ya tenemos el bar al que iremos que, al parecer, es uno de los bares más recomendados de Europa.

¡Que tengan un fin de semana maravilloso! ¡A disfrutar!

@rominitaviajera y el grupo viajero, Camino a Budapest, 2012
@rominitaviajera y el grupo viajero, Camino a Budapest, 2012

*Post escrito originalmente en el otro blog de @rominitaviajera: disfrutarlavidahoy.blogspot.com