Quiero viajar pero no sé por dónde empezar

mapamundi para rascar

Hace unos meses atrás, con el post Viajar por el mundo decidí empezar una serie de artículos orientados a ayudar a aquellas personas que tienen muchas ganas de viajar pero tienen muchas dudas y no se animan a dar el siguiente paso. Si estás soñando con hacer un viaje especial, diferente, por tu cuenta, sin agencias de por medio, algo más que unas simples vacaciones, espero poder ayudarte con el relato de mi propia experiencia.

@rominitaviajera en las Dunas de Mui Ne en Vietnam, 2015
@rominitaviajera en las Dunas de Mui Ne en Vietnam, 2015

Alguna vez me he encontrado con gente que me dice “me encantaría viajar tanto como vos pero no sé por dónde empezar”. Esta frase tiene truco, porque normalmente una tiene en mente ciertos lugares del mundo que querría conocer, rutas que le gustaría experimentar, vuelos que le gustaría tomar, paisajes que le gustaría conocer. El tema es que suelen ser tantos que a veces uno no sabe por dónde empezar ¿O tal vez están hablando de todas las dudas que surgen al pensar en viajar?

Como siempre, voy a contar mi experiencia personal que puede ser muy distinta a la de otros viajeros o incluso a la tuya que estás leyendo este artículo, pero creo que partimos de la misma premisa: queremos viajar.

@rominitaviajera en Bahía de Halong en Vietnam, 2015
@rominitaviajera en Bahía de Halong en Vietnam, 2015

Cuando era adolescente quería viajar por la Argentina porque nací en este país y veía sus paisajes en la TV y en los libros y me parecían increíbles pero no solo eran espectaculares sino que estaban cerca, en el mismo país. Eso hacía mi sueño de viajar por la Argentina más cercano y posible. 

Parque Nacional Tierra del Fuego, Argentina, 2014
Parque Nacional Tierra del Fuego, Argentina, 2014

Al vivir en España, se me abrieron un sinfín de posibilidades de viajes cercanos: Europa entera a mi alcance y a bajo coste. Así que no lo dudé y en cuanto conseguía juntar 40€ o 50€ a final de mes me compraba un pasaje a algún destino cercano, primero por España, después un poco más allá: pasajes de bus, tren o avión, el más barato. Con el billete en mano y la ilusión por delante mi viaje empezaba ya.

Buitrago de Lozoya, España, 2015
Buitrago de Lozoya, España, 2015

Después ya me organizaría para conseguir alojamiento. A veces tenía amigos en el destino, otras veces no. El verano ayuda mucho porque se puede acampar, una forma de viaje bastante económica y muy enriquecedora. También existe coachsurfing y otras plataformas de intercambio de alojamiento que en otro artículo ya explicaré mejor.

El asunto era viajar así que me las rebuscaba como podía para estar viajando cada dos por tres. Y cada vez que me planteaba por dónde empezar, empezaba por lo más cercano o lo más fácil.

Así que si resulta que todavía no estás preparado para hacer un viaje largo, sea por dinero, por tiempo o lo que sea, empieza viajando por tu país cada vez que no tengas que trabajar o estudiar, depende lo que hagas de tu tiempo. O empieza por el país vecino si buscas salir de lo cotidiano.

Hay más opciones, claro está, podemos empezar con un viaje a China o a Australia si son nuestros deseos pero si vivimos en Latinoamérica el costo será tan grande que posiblemente veamos nuestro sueño de viajar postergado así que primero yo recomendaría viajar por lo que tenemos más a mano. La experiencia de viajar en sí misma es enriquecedora y motivadora: al regresar vas a querer volver a viajar una y otra vez y cada vez te puedes poner metas más grandes, destinos más lejanos o más costosos.

¿Cómo sabes adónde quieres viajar?

Cada viaje es único incluso aunque repitamos paisajes. La elección del viaje la suelo hacer dependiendo de cuál es mi motivación personal en el momento en que decido viajar. Por ejemplo, en pocos meses voy a cumplir 30 años y me había propuesto hace muchísimos años que antes de cumplirlos, habría conocido cinco lugares que me fascinaban de pequeña: Las Cataratas del Iguazú, Machupichu, Isla de Pascua, las pirámides de Egipto y la Muralla China. Puede que mi lisa fuera ambiciosa o puede que fuera una porquería como me sugirió hace poco un viajero, eso depende de la perspectiva con la que se mire. En definitiva, es una elección que depende de cada uno.

David y Rominita en Machupichu, Perú, Agosto 2014 - viajarcaminando.org
David y Rominita en Machupichu, Perú, Agosto 2014 – viajarcaminando.org

Abre el mapa, recorrelo, presta atención a los países que te suenan, a los que alguna vez soñaste con ir y apuntalos en una lista. Ahora, toca hacer un poco de trabajo de investigación: ¿se puede llegar en bus? ¿en avión? ¿Cuántos días tardaría u horas tardaría en llegar desde donde vivo? ¿Necesito pasaporte? ¿Necesito visados? ¿Es mejor ir en invierno o en verano? ¿Cuánto tiempo necesito para visitarlo entero? ¿Y si solo quiero ver lo esencial? ¿Cuándo están más baratos los pasajes? Etc, etc, etc.

mapamundi para rascar
@rominitaviajera decidiendo el siguiente destino, Mapamundi para raspar y descubrir los países

¿Y si no tengo suficiente tiempo?

He conocido viajeros que se toman un año sabático para recorrer el mundo y otros que lo hacen en cinco años. Hay quienes van dando la vuelta al mundo sin darse cuenta como me pasa a mí y hay quienes se quedan un año entero en un país. Aquí no hay fórmulas mágicas: viaja el tiempo que tengas. Lo importante es que vivas una experiencia nueva y que disfrutes del país o de la ciudad o del paisaje o de la gente que vas a conocer.

Si solo dispones de dos o tres semanas, yo te recomendaría que no te armes una lista de 3 países sino que elijas uno solo y que empieces a estudiar qué sitios te gustaría conocer y como se puede ir entre los distintos puntos. Si el dinero no es un problema, puedes tomar aviones. Si lo es, quizás necesites más tiempo para los desplazamientos. Piensa si es un país pequeño o grande, o si solo quieres conocer la capital y algún punto cercano. Tomate el tiempo para definir qué es lo que quieres. O, por el contrario, compra el billete más barato y déjate llevar por la experiencia misma del viaje. Todo es posible en esto de viajar.

Quiero viajar por el mundo pero no sé cómo empezar

Antes les decía que la duda “no sé por dónde empezar” tiene trampa y me refiero a que aunque a veces tengamos claro los lugares que nos gustaría visitar, no sabemos cómo empezar. Entonces, la duda ya no hace referencia a los países o ciudades que quiero conocer sino al cómo iniciar un gran viaje que vaya más allá de dos semanas en un hotel del Caribe con todo incluido (ojo, no tengo nada en contra de este viaje, es solo un ejemplo de viaje típico de vacaciones tanto de españoles como de latinos). Entonces, una vez que comprendemos que nuestras dudas están relacionadas al cómo y no a “por dónde”, estamos listos para empezar a resolverlas.

Como la lista de dudas antes de empezar un gran viaje, un viaje distinto al normal de vacaciones, puede ser enorme, voy a ir resolviéndolas poco a poco en distintos posts bajo el título “Quiero viajar pero…”. La lista de las preguntas que tengo en mente están en el primer post “Viajar por el mundo” pero me gustaría que fuera creciendo con más preguntas de los lectores de este Blog viajero así que les animo a participar con comentarios.

¡Feliz Viaje y Buena Vida!

Contacta con la autora

2 comentarios

  1. Muy buen artículo!

    Donde viajar? Hace poco leí un artículo que me dejó marcado, de Alaistair Humprey, un chico aventurero que dio la vuelta en bicicleta… en 4 años! Para los que no lo conocen: http://www.alastairhumphreys.com/adventures/roundtheworldbybike/

    Pero el artículo del que hablo no este si no uno que se titula “Nadie debería escribir un blog en su primera expedición”: http://www.alastairhumphreys.com/blog-expedition/

    En este artículo el se hizo la siguiente pregunta cuando fue invitado a una aventura: “Haría este viaje si no se lo dijera a nadie que lo he hecho?” (o que lo voy a hacer para el caso).

    Es una pregunta que hace cuestionarte realmente porqué viajamos.
    Irías a ese sitio si no se lo dijeses a nadie, ni compartirías luego las fotos en Facebook y demás? Realmente crees que disfrutarás conociendo ese sitio y su gente o lo haces solo porque es famoso y para decir que has estado allí?

    Otra pregunta que me hago es: Para que quiero ir allí? Y no valen respuestas fáciles como “para conocer”, “porque es algo que hay que hacer”.

    Sobre donde ir y cuando coincido completamente contigo Ro. Yo recomendaría a cualquiera que no ha viajado nunca ir a las afueras de su ciudad (con Geocaching por ejempo) para descubrir sitios en los que nunca he estado. Luego ir de camping a las afueras por una noche. Luego ir al pueblo-ciudad de al lado y pasar una noche allí. Luego ir a las montañas/colinas/bosques más cercanos. Luego a otra provincia, a otro país, a otro país donde se hable distinto idioma y así cada vez más lejos y más exótico.

    Yo después de ir a Nepal cualquier destino me parecía insulso. Después de Botswana cualquier parque natural te parece un lugar artificial. Si empiezas por lugares exóticos e increíbles luego te todo te parecerá poco, como cuando fui a las cataratas del Niagara después de haber estado en Iguazú.

    Un beso grande!

    Fer

    1. Somos taaaan parecidos 🙂

Deja un comentario