Madrid en tres días

Plaza de Cibeles, Madrid, España, 2013 | rominitaviajera.com

Madrid es una de las ciudades más visitadas de España. Es mi hogar y una de mis ciudades favoritas del mundo. Sin embargo, nunca escribí sobre ella más que en mensajes a mis amigos para ayudarles a recorrerla en dos o tres días. Y he aquí un resumen mental de esos itinerarios que tantas veces he armado para viajeros que visitan la capital española.

Me gusta empezar el recorrido de Madrid por la Puerta del Sol, el kilómetro 0, símbolo de la ciudad como el Oso y el madroño ubicados en la misma plaza, ahora más cerca de la calle Alcalá. La Puerta del Sol no necesita presentación, es única. Es el punto neurálgico de esta ciudad que nunca duerme.

Cartel Tío Pepe, Puerta del Sol, Madrid, España, 2016 | viajarcaminando.org
Cartel Tío Pepe, Puerta del Sol, Madrid, España, 2016 | rominitaviajera.com

Con intención de conocer la Plaza Mayor, caminamos por la Calle Postas hasta uno de los arcos que da acceso a la gran plaza. La Plaza Mayor de Madrid es una de las más bonitas de España y tiene mucha vida. A todas horas podemos encontrar gente comiendo un bocadillo de calamares en algún rincón de la misma o sacándose fotos frente a la parte más colorida de los edificios.

Plaza Mayor, Madrid, España, 2016 | viajarcaminando.org
Plaza Mayor, Madrid, España, 2016 | rominitaviajera.com

Atravesando la Plaza Mayor llegaremos al Mercado San Miguel, un lugar histórico que mantiene la esencia del mercado tradicional mezclándola con sabores nuevos y un toque de modernidad y elegancia.

Desde el Mercado San Miguel, por la Calle Mayor hacia abajo, llegaremos a la Catedral de la Almudena, la catedral de Madrid, que se encuentra junto al Palacio Real de Madrid, ambos edificios preciosos e imponentes. Frente al Palacio encontramos además la Plaza de Oriente, un perfecto espacio para el descanso.

Si se quiere hacer una buena foto del Palacio Real, una buena vista la dan los Jardines Sabatini, donde también se puede aprovechar para descansar después de la caminata antes de seguir viaje.

La siguiente parada que me gusta recomendar es el Templo de Debod, uno de mis lugares favoritos de Madrid, por sus sombras en verano, por sus vistas, por su ambiente. Es un templo egipcio que fue desmantelado y reconstruido en Madrid así que no encaja con el resto de la ciudad pero lo cierto es que le da un encanto diferente y es un placer tener este pequeño pulmón verde tan cerca del centro de la ciudad.

Templo de Debod, Madrid, España, 2016 | viajarcaminando.org
Templo de Debod, Madrid, España, 2016 | rominitaviajera.com

A pocos metros del Templo de Debod se encuentra la Plaza España,vigilada por las estatuas centrales de Cervantes y Don Quijote y Sancho Panza. En algunas épocas del año hay feria de artesanías en la plaza y en otras la gente se sienta en sus espacios verdes para pasar la tarde, tocar la guitarra y tomar una merienda. Frente a ella: el edificio Torre España.

Plaza España, Madrid, España, 2015
Plaza España, Madrid, España, 2015

Y llegamos a la Gran Vía, emblema de Madrid donde los haya. La avenida de las tiendas de ropa, de los cines y teatros. Subir caminando por la Gran Vía madrileña es un placer que solo los que lo hayan experimentado pueden entender.

Es posible que el paseo por la Gran Vía nos deje extenuados y ya no haya tiempo para nada más que unas cañitas en uno de sus bares o que incluso estemos deseando volver al hotel a descansar. Si no es el caso, por la zona de la calle Fuencarral y en Hortaleza se pueden encontrar muchos bares donde cenar de tapeo antes de salir de fiesta o irnos al teatro, al cine o a dormir, dependiendo los gustos y el cansancio.

Callao, Gran Vía, Madrid, España, 2015 | viajarcaminando.org
Callao, Gran Vía, Madrid, España, 2015 | rominitaviajera.com

Si al día siguiente retomamos por donde lo dejamos, lo que encontraríamos al final de la Gran Vía es el Círculo de Bellas Artes, y muy cerca de allí, la famosa Plaza de Cibeles, donde la Diosa nos recibe elegante desde su carruaje, y el Palacio de Comunicaciones se muestra ante nuestros ojos como uno de los edificios más hermosos de la ciudad.

Palacio de Comunicaciones, Madrid, España, 2013 | viajarcaminando.org
Palacio de Comunicaciones, Madrid, España, 2013 | rominitaviajera.com

La verdad es que desde la Plaza de Cibeles las alternativas son varias pero como aún no hemos visto la Puerta de Alcalá creo que es momento de dirigirnos hacia allí. Y al llegar a este punto siempre viene a mi mente la canción de Ana Belén y Victor Manuel: “De pronto me paro, alguien me observa, levanto la vista y me encuentro con ella y ahí está, ahí está, ahí está, ahí está, viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá.”

La Puerta de Alcalá, Madrid, España, 2016 | viajarcaminando.org
La Puerta de Alcalá, Madrid, España, 2016 | rominitaviajera.com

Entramos por la puerta grande al Retiro, el famoso Parque del Buen Retiro, que quizás tampoco necesite presentación y al que no me cansaré de ir una y mil veces. Es otro pulmón para la ciudad, con distintas zonas verdes, paseos de flores, calles para patinar o montar en skate, un lago donde alquilar barquitas, bares donde hacer parada técnica, el Palacio de cristal y mil cosas más. Podemos pasar el día entero recorriendo el Retiro.

Parque del Retiro, Madrid, España, 2013 | viajarcaminando.org
Parque del Retiro, Madrid, España, 2013 | rominitaviajera.com

Si salimos del Retiro por la puerta que está al final del Paseo de la Argentina o paseo de las estatuas podemos alcanzar en pocos minutos la entrada al Museo del Prado, al que podemos acceder gratis de lunes a sábado de 18 a 20 hs y domingos y festivos de 17 a 19 hs. El Museo del Prado es una parada obligatoria de la capital española y si se está interesado en las pinturas y esculturas puede llevarnos muchas horas.

Si atravesamos el Retiro pasando por la fuente del Ángel Caído, llegaremos a una de las salidas que da a una pequeña calle que termina en Atocha, la emblemática estación de trenes, otra visita obligada en nuestro viaje a Madrid de tres días.

Si aún no estamos cansados, desde Atocha podremos acceder fácilmente al Museo Reina Sofía y de ahí subir hasta la Plaza Neptuno y posteriormente visitar el Museo del Prado si aún no se ha hecho. Y volver a la Plaza de Cibeles.

Plaza de Cibeles, Madrid, España, 2013 | viajarcaminando.org
Plaza de Cibeles, Madrid, España, 2013 | rominitaviajera.com

Nos queda un tercer día y aún no conocemos todos los hermosos rincones de Madrid y es difícil que lleguemos a conocerlos todos, pero una opción para el último día podría ser acercarse a Nuevos Ministerios y caminar por el Paseo de la Castellana hasta el Estadio Santiago Bernabéu. Para los amantes del fútbol, a falta de partido pueden hacer un tour.

Desde el Bernabéu hacia arriba por la Castellana, llegaremos a Plaza Castilla, donde veremos las famosas Torres Kio, las torres inclinadas, que ya no parecen tan altas tras la construcción de las cuatro torres de Madrid, muy cerca de allí.

Sé que me quedo corta al describir qué ver en Madrid en tres días así que si se dispone de más tiempo, se puede dar un paseo por el Parque del Oeste, subirse a la aerosilla desde el Paseo Pintor Rosales hasta la Casa de Campo o ir al Parque de atracciones de Madrid o al de la Warner Bros. O incluso conocer los pueblos de la sierra de Madrid que es tan bonita como desconocida para los viajeros.

Parque del Oeste, Madrid, España, 2013 | viajarcaminando.org
Parque del Oeste, Madrid, España, 2013 | rominitaviajera.com

Y recuerden, Madrid, solo pasa en Madrid.

Contacta con la autora

Deja un comentario