Excursión a Tam Coc y Hoa Lu

Desde Hanoi, la capital de Vietnam, hacia el sur nos dirigimos hacia la provincia de Ninh Binh para visitar la antigua ciudad imperial de Hoa Lu y los paisajes de Tam Coc. Como es una excursión que no tenía en mente me sorprendió y me gustó muchísimo.

La parada en Hoa Lu también fue inesperada para mí. Y aunque los templos que se encuentran en pie son pequeños y nada extravagantes a mi parecer, merece la pena la visita a las ruinas de esta ciudad solo por el paraje que las rodean. Eso sí, hacía tanto calor que la visita se volvió insoportable.

Puerta de entrada a Hoa Lu, Ninh binh, Vietnam, 2015
Puerta de entrada a Hoa Lu, Ninh binh, Vietnam, 2015

En Tam Coc la situación es distinta porque las aguas del río Ngo Dong dan sensación de frescor cuando se las navega. Además se nubló y eso evitó que el calor fuera sofocante.

Embarcadero de Tam Coc, Ninh Binh, Vietnam, 2015
Embarcadero de Tam Coc, Ninh Binh, Vietnam, 2015

Navegamos por el río en una barca conducida por un vietnamita que manejaba los remos con los pies. Y no era el único. También varias mujeres manejaban los remos con los pies con una fuerza que no imagino como tendrán las piernas al final del día. Admirable.

Mujer vietnamita manejando la barca con los pies, Tam Coc, Vietnam, 2015
Mujer vietnamita manejando la barca con los pies, Tam Coc, Vietnam, 2015

El paisaje no tiene desperdicio. Son pequeñas colinas verdes que se elevan sobre las aguas del río, entre arrozales y hojas de la flor de loto flotando. Se respira una paz absoluta.

Paisaje de Tam Coc, Ninh Binh, Vietnam, 2015
Paisaje de Tam Coc, Ninh Binh, Vietnam, 2015

Atravesamos cuevas donde casi tenemos que agachar la cabeza y terminamos el recorrido donde hay varias barcas estacionadas que ofrecen al turista refrescos y comida. De regreso, el sol se asomó y pudimos ver el paisaje con otros ojos.

Atravesando una cueva, Tam Coc, Ninh vinh, Vietnam, 2015

Cuando volvimos a la zona donde habíamos embarcado, nuestra guía nos llevó a elegir una bicicleta para dar la vuelta a Tam Coc, lo cual resultó otra experiencia genial.

@rominitaviajera montando en bicicleta, Tam Coc, Vietnam, 2015
@rominitaviajera montando en bicicleta, Tam Coc, Vietnam, 2015

Atravesamos caminos estrechos, barrosos, en medio de arrozales y paisajes bellísimos. También vimos a un hombre pescando en el río que nos saludó amablemente. Y por último hicimos una parada donde la guía nos dio una semilla para que chuparamos y al ponerla en nuestra boca, explotó. ¡Qué susto me pegué! Pero cómo nos reímos!

Vietnamita pescando en el río, Tam Coc, Vietnam, 2015
Vietnamita pescando en el río, Tam Coc, Vietnam, 2015

El camino siguió por paisajes hermosos hasta que alcanzamos la ruta principal y volvimos al centro donde habíamos subido a las barcas. El día de excursión se había terminado. Volvíamos a Hanoi. Fabuloso.

Contacta con la autora

Deja un comentario