De ruta en coche por Francia: Normandía y Bretaña

Palacio de Vannes, Francia, 2010

Organizar una ruta en coche por Francia no es nada fácil. Hay muchas ciudades y paisajes hermosos por ver y cuesta elegir. Hace seis años, tuve la oportunidad de recorrer Normandía y Bretaña en coche, durmiendo en camping y pateando ciudades y playas. Y aunque pocas son las fotos que conservo de aquel viaje, voy a intentar recordar el recorrido y contarlo aquí para quien quiera hacer una ruta en coche por el oeste de Francia: Burdeos, La Rochelle, Ile de Re, Nantes, Vannes, Saint Maló, Moint Saint Michel, Colleville Sur Mer y Omaha Beach.

Iglesia en La Rochele, Francia, 2010
Iglesia en La Rochele, Francia, 2010

Primera parada de la ruta por Francia

Entramos a Francia por el sur, desde San Sebastián (País Vasco) y la primera ciudad que visitamos fue Burdeos, situada cerca de la costa atlántica y capital de Aquitania. Con tiempo, se puede visitar la Catedral, la Basílica, el Teatro y nada te dejará indiferente.

Catedral de Burdeos, Francia, 2010
Catedral de Burdeos, Francia, 2010

Segundo punto en la ruta por Francia

Uno de los lugares que más me gustó del viaje fue La Rochelle, un antiguo pueblo de pescadores de casitas blancas, con un casco viejo precioso con torres del siglo XIV y XV.

@rominitaviajera caminando por la Rochelle, Francia, 2010
@rominitaviajera caminando por la Rochelle, Francia, 2010

Cruzando un puente, se encuentra la Isla de Re, un conocido destino turístico donde el vehículo más extendido para desplazarse es la bicicleta pero puedes moverte también con el coche hasta los distintos puntos a visitar. Es una isla ideal para acampar.

@rominitaviajera en Le Ile de Re, Francia, 2010
@rominitaviajera en Le Ile de Re, Francia, 2010

Siguiente parada en la ruta

Y llegó el turno de Nantes y la Isla de Nantes, en la Bretaña francesa. Situada a la orilla del Loira, Nantes es una gran ciudad con sus “chateau” y sus fortalezas de siglos pasados. Recorrerla es retroceder en la historia.

@rominitaviajera caminando por Nantes, Francia, 2010
@rominitaviajera caminando por Nantes, Francia, 2010

Cruzando un puente, se encuentra la Isla de Nante, una isla fluvial que acoge el proyecto turístico “Las máquinas de la isla” con estructuras metálicas grandes y extravagantes.

@rominitaviajera en le Ile de Nantes, Francia, 2010
@rominitaviajera en le Ile de Nantes, Francia, 2010

Próxima parada de Bretaña: Vannes

Se trata de una ciudad amurallada con preciosos jardines rodeándola. Tiene el aspecto de una ciudad típica de la Bretaña francesa. En su casco antiguo, hay casas con un entramado de madera muy bonito. Y saliendo por una de sus puertas, encontramos el Puerto Deportivo, magnífico paraje para tomarse un helado.

Palacio de Vannes, Francia, 2010
Palacio de Vannes, Francia, 2010

Más de Bretaña

Después de Vannes, visitamos Saint Maló, una ciudad amurallada con vistas al mar y una playa con aguas bastante frías. Dentro de las murallas, la ciudad tiene mucho encanto, invita a pasearla. También tuve la oportunidad de ver Mont Saint Michel de lejos pero no tengo fotos porque no cruzamos el puente.

Última parada de la Bretaña francesa

Se trata de un lugar histórico que yo tenía mucho interés en visitar: Colleville-sur-Mer, donde está el cementerio americano, donde a las doce del mediodía suena el himno nacional estadounidense. Este cementerio es un memorial de la Segunda Guerra Mundial.

Muy cerca del cementerio, en frente y abajo de su colina para ser más precisos, se encuentra Omaha Beach, donde se produjo el famoso desembarco de Normandía, producido el 6 de junio de 1944 que terminó con la liberación de los territorios europeos ocupados por la Alemania nazi. Es un lugar que me infunde mucho respeto, por todos aquellos que murieron en la batalla y por ende me dediqué a recorrerlo en silencio y a pensar en lo que tuvo lugar en esas costas.

@rominitaviajera en la playa Omaha, donde el Desembarco de Normandia, Francia, 2010
@rominitaviajera en la playa Omaha, donde el Desembarco de Normandia, Francia, 2010

Esta ruta por Normandía y la Bretaña francesa la hice en aproximadamente una semana porque me trasladaba en coche de un lugar a otro. El presupuesto fue muy bajito porque dormía en camping y comía platos preparados con el hornillo en el camping casi todos los días. Además, los campings en Francia son muy baratos y están muy bien equipados (el más barato costó 8€ la noche). Y como el recorrido lo hice por rutas nacionales sin peajes, no solo vi pueblos hermosos de camino sino que además, ahorré mucho dinero.
¿Me saltó alguna parada esencial en esta ruta por la Bretaña y Normandía en Francia? Si hiciste esta ruta o una similar dejame tu comentario. Y sino… ¡Buen viaje!

Ruta en coche por Normandía y Bretaña, Francia, 2010
Ruta en coche por Normandía y Bretaña, Francia, 2010
Contacta con la autora

Deja un comentario