10 Ciudades de España para visitar en Primavera

Jardines del Buen Retiro, Madrid, 2013

Quedan pocos días para la Primavera y nos planteamos viajes cortos, de fines de semana, visitando paisajes de la bella España. Tratando de hacer una lista de las diez ciudades españolas ideales para visitar en Primavera me puse a revisar en mis Archivos de marzo, abril, mayo y junio para decidirme. Y este es el resultado:

Madrid

¡Cómo no! La bella Madrid. En invierno puede ser muy fría si vienes de ciudades más cálidas y en verano te puedes azar y derretir. Sin embargo, en primavera, Madrid florece, se despierta (si es que alguna vez duerme) y renace. El solcito que ya calienta un poquito nos invita a caminarla, a recorrer sus calles entrañables, sus parques ahora florecidos.

Madrid en primavera invita a darse un paseo por el Parque del Buen Retiro (alquilar una barca por el Lago tal vez) o a pedalear por el Parque Juan Carlos I o perdernos en la arboleda de Casa de Campo o quizás pasear por Madrid Río. ¿Y por qué no subirnos al Teleférico y admirar a la Capital Española desde el cielo mientras se colorea con los primeros rayos de sol de mayo?

Jardines del Buen Retiro, Madrid, 2013
Jardines del Buen Retiro, Madrid, 2013
Madrid Rio, Madrid, España, 2015
Madrid Rio, Madrid, España, 2015

Valencia

Llega la primavera y Valencia nos espera soleada, con sus terrazas deseando llenarse y las mejores paellas de España recién hechas sobre las mesas al aire libre. Aún no habrá tanta gente como en verano así que tenemos la playa para nosotros solos, para caminar por la costa y quizás tomarnos un helado.

Podremos visitar la Ciudad de las Artes, callejear por la ciudad, acercarnos al Jardín Botánico y admirar sus plantes que iluminadas por el sol primaveral nos devolverán sus verdes más bonitos.

Playa de la Malvarosa, Valencia, Mayo 2008
Playa de la Malvarosa, Valencia, Mayo 2008
Naranja en Jardín Botánico, Valencia, España, mayo 2008
Naranja en Jardín Botánico, Valencia, España, mayo 2008

Barcelona

Es una ciudad ideal para visitar en fin de semana incluso en invierno porque siempre hace buen tiempo. Pero en primavera nos invita a darnos ese paseo por la playa que tanto estábamos esperando, y sentir la brisa es fresquita mientras observamos cómo los más valientes ya se animan a bañarse en el mar.

Además Barcelona tiene la Sagrada Familia, el Barrio Gótico, la Plaza Catalunya, la Gran Vía de las Cortes catalanas, el Arco del Triundo, la Rambla y un sin fin de zonas preciosas por las que pasearnos sin aburrirnos ni un instante.

La Sagrada Familia, Barcelona, marzo 2011
La Sagrada Familia, Barcelona, marzo 2011
Arco del Triunfo al fondo, Barcelona, marzo 2011
Arco del Triunfo al fondo, Barcelona, marzo 2011

Córdoba

Si todavía no conoces la Mezquita de Córdoba ésta es la estación para ir. En verano hace demasiado calor y en invierno quizás el frío te corte un poco, pero en primavera la vas a disfrutar al máximo. 

Además, los patios cordobeses con sus plantas y flores te van a enamorar. Son un imperdible de Andalucía.

Interiores de la Mezquita de Córdoba, Córdoba, España, marzo 2013
Interiores de la Mezquita de Córdoba, Córdoba, España, marzo 2013
Patio cordobés, Córdoba, España, Marzo 2013
Patio cordobés, Córdoba, España, Marzo 2013

Mallorca

Vale, no es una ciudad en sí pero no quería poner solo Palma porque la verdad es que ya que vas hasta la isla, yo aprovecharía a hacer todas esas excursiones que el verano te impide por semejante calor. Además, en primavera podrás disfrutar de las playas más hermosas sin gente y si vas en mayo incluso bañarte en el mar sin arrepentimientos. Merece la pena, de verdad, conocer esta isla preciosa en una estación donde aún no hay turistas por todas partes.

Mallorca en primavera invita a pasear por sus playas pero también por la Sierra de Tamuntana, por los pueblos con encanto como Valldemossa o Fornalutx, o tomarse un helado en el Puerto de Andratx o subir al Castillo de Oriente.

Playas de Calviá, Mallorca, España, mayo 2013
Playas de Calviá, Mallorca, España, mayo 2013

Mérida

Capital de la antigua provincia romana de Lusitania, Mérida es un imperdible de España pero muchas veces olvidado por la mayoría de viajeros que visitan el país. Mérida es una joya romana muy bien conservada y allá donde vayas verás trozos de historia que hablan.

En invierno puede ser un poco fría y en verano, muy calurosa así que creo que la primavera es la mejor estación para visitarla y pasear por el Conjunto Arqueológico de Mérida. La zona de los jardines estará floreada y le dará vida a los restos romanos por los que vamos a pasear.

Anfiteatro romano, Mérida, España, Marzo 2010
Anfiteatro romano, Mérida, España, Marzo 2010

Huesca

El invierno se va y el deshielo nos invita a hacer rafting en la provincia de Huesca, visitar el Valle de Ordesa y Monte Perdido, alojarse en una casita rural de Aínsa, recorrer el pueblo, tomar un chocolate caliente si es primavera temprana. Es una buena época para hacer senderismo y excursiones por pueblos habitados y abandonados de la zona.

Pueblo abandonado Fumanal, Huesca, España, 2009
Pueblo abandonado Fumanal, Huesca, España, 2009

Lastres

Elijo Lastres porque podría decirse que fue mi preferido del viaje al Principado pero creo que si llegamos hasta Asturias vale la pena visitar muchos pueblecitos de la costa, tomar el sol que empieza a calentar las costas, comer mirando el mar y aprovechar a hacer excursiones por los alrededores de los pueblos donde nos toparemos con un verde muy verde precioso. 

Lastres, Asturias, España, Mayo 2015 | Viajar caminando
Lastres, Asturias, España, Mayo 2015 | Viajar caminando

Cuenca

La ciudad de las casas colgantes tiene una luz especial en primavera. Es una estación ideal para pasearse por los alrededores del río Jucar que se llenan de flores en la primavera tardía. Si dejas llegar el verano el calor puede ser apremiante.

Detalle de una de las Casas colgantes, Cuenca, España, 2008
Detalle de una de las Casas colgantes, Cuenca, España, 2008

Toledo

Es siempre preciosa pero en invierno puede ser muy dura. Si aún no conoces esta ciudad medieval donde se cruzan las tres culturas: cristiana, árabe y judía, en una armonía digna de ser recorrida a pie. ¿Y qué mejor estación para caminar una ciudad de cuestas que la primavera? No esperes al verano porque los 40 grados a la sombra pueden hacerte sufrir si no te acercas al río o bebes muchísima agua. Aprovecha la primavera para visitar esta ciudad histórica que no te dejará indiferente.

Vistas de Toledo, España, 2013
Vistas de Toledo, España, 2013

 

Contacta con la autora

3 comentarios

  1. Me encanta Toledo, no me canso nunca de visitarla. Perderte por sus callejuelas medievales, andar junto al rio que bordea la ciudad, leer en el parque sobre los Templarios. Bonito post.

  2. Esa foto que has subido creo que no se corresponde con el Jardí Botànic de València.

    1. Hola Nikos! la verdad es que recuerdo que estuvimos en el Jardín Botánico y tomamos fotos de distintas plantas y había un naranjo y lo fotografié pero como fue hace muchos años, podría estar equivocada. Gracias!

Deja un comentario